11 de junio de 2011

¿Cuál es el fetiche (con las tricimotos)?

Un muchacho de 17 años, luego de haber trabajado algún tiempo para otro, logra ponerse su negocio propio para ganarse la vida honradamente; pero en vez de aplaudirlo se lo castiga. Por eso somos el tercer mundo.

Esteban salió en el noticiero del medio día; no como un ejemplo, sino como un delincuente. Miembros de la CTE lo habían detenido en un operativo y confiscaron su tricimoto. Los presentadores de la noticia ahí si aplaudieron.
-¿De quién es el vehículo? - preguntó el reportero.- Hable serio llavecita, la tricimoto es mía.- ¿Tuya?- Sí, la compré con mis ahorros de cuando trabajaba para otro man.- Pero eres menor de edad, ¿estás consciente que esto es ilegal?- Sí, pero toca.- ¿Y ahora? ¿Vas a pagar la multa o te dedicarás a otra cosa?- Yo saco la moto, y vuelvo a rodar. De esto yo como. No hago daño a nadie, brindo una facilidad.
¿Cuál es el problema de la CTE con las tricimotos que ahora se empecinaron en hacer operativos? ¿Cuál es el fetiche? Según John Intriago mismo, el año pasado se retuvieron 1316 tricimotos. Este año van 320

El caso de Esteban debería ser un ejemplo. Alguien que a los 17 años tiene su propia tricimoto y trabaja dignamente, merece todo mi respeto. ¿Qué prefieren las autoridades de tránsito, que se vuelva fumón de esquina? Como bien dice, él está brindando un servicio. Un servicio que tiene suficiente demanda para que alrededor de 9000 personas se dediquen a esto en la ciudad. ¿Qué prefieren las autoridades de tránsito, que la gente de Pascuales se joda? ¿O que la gente vaya a pie por la entrada de la 8?

Luego se preguntan por qué protestan.

Los anchors de los noticieros (incluso aquellos donde no salió Esteban), lucían satisfechos: la autoridad había cumplido con su misión. Comentaban espantados cómo era posible que un menor de 17 años (¡sí, de 17 imagínense qué horror!) maneje una tricimoto. Halagaron al susodicho John Intriago y le pidieron que siga así, que no descanse ni de su brazo a torcer en tan noble labor (¡Obviamente! Nos salvó del terrible emprendedor adolescente)

Al final una toma épica, contrapicada de los héroes subiendo las motos a una especie de grúa. Fin de la nota. Este debe ser el país de los estúpidos.

PD: la foto es por si acaso alguien que me lea comparta la parafilia con Intriago.

5 comentarios:

Pablo Ibarra dijo...

Con esos comentarios te vas a granjear el odio de "la prensa libre e independiente" y de los foros que destilan "amor cristiano".

Realmente que vivimos en un País donde la mayoría de instituciones públicas o privadas están dirigidas no por locos, sino por los que tú bien llamas "estúpidos"

Saludos desde el centro de mi universo..... y que viva esa moderación sin censura ....polémica pero legítima

Endivio Roquefort I dijo...

Hermoso el vehículo.

WENDY ZETA dijo...

me encanta! buen blog.
saludos

Anónimo dijo...

no veo nada de digno a este tipo de vehiculos , varios ya han muerto por lo inestables que son ademas quisisera ver q circulen por tu casa a ver q cara pones y como despiertan a tus hijo con el escandalo con el que andan , investiga primero o mejor vivelo!!!

Anónimo dijo...

Pregunto ¿Tenía licencia para conducir?. ¿Tenía en regla los papeles de la moto?.

Primero investiga si el emprendedor como tu lo llamas, cumplía todas las leyes y reglamento de trancito.