18 de abril de 2009

La cajera y el robo

En ciertas ocasiones acudo al Comisariato con mi familia a realizar compras. En muchas de estas ocasiones he sido testigo de la tiranía laboral a la que son sometidos los empleados de estos establecimientos comerciales; en especial las cajeras que trabajan horas interminables, al parecer sin ningún descanso.

Dicha sea la verdad, queda en evidencia que la más mínima parte de humanidad no existe por parte de la familia Czarniski (propietaria de Mi Comisariato y las demás cadenas de importadora El Rosado).

Su lógica laboral, así como sus normas y estamentos de trabajo, nos conduce a una época que al menos yo pensaba ya había sido superada. Las conquistas laborales de nuestros antepasados en el largo proceso de lucha de los trabajadores, queda burlado ante situaciones como esta: donde empleados sobrepasan las 10 horas laborales y viven como esclavos modernos dentro de estos supermecados.

No soy defensor de la ley ni el orden implementado por el Estado; pero debo reconocer que las constituciones que se han escrito en estos últimos períodos de democracia, han tenido un tinte neoliberal que ha ofertado un sinnúmero de privilegios para las macroempresas y ha borrado paulatinamente las conquistas sociales, en especial las laborales.

Aunque todos estos trabajadores, son sometidos a horas extensas de trabajo, bajos salarios y a una vida indigna de esclavitud; muchas veces ni siquiera reconocen esta situación y evaden posibles soluciones a sus problemas laborales.

"Organizarse es comenzar a vencer" dirían por ahí. Para estos casos, una supuesta organización traería como consecuencia un despido masivo que fácilmente sería superado por la empresa. Con la bajísima demanda de trabajo que existe en el país, cualquier método de organización es una táctica importante pero que si no se tiene amparo legal, se corre el riesgo de perder el empleo.

Los capitalistas, junto a sus defensores han creado un conjunto de normas legales tanto como morales, con el fin de defender el patrimonio de la burguesía y sus socios.

Vale una pregunta en estos casos. ¿Qué opción tienen los empleados de Mi Comisariato? ¿Acaso soportar una vida indigna? ¿Degradarse a la obediencia por un salario? ¿Soportar horas interminables sin descanso a la semana? En nombre de qué o quién. Acaso de la propiedad privada de gente que no le importa en lo más mínimo la vida de quiénes en realidad le dan de comer. ¿Qué límite tiene la libertad, cuando en nombre de esta se explota y asesina silenciosamente nuestra vida? ¿Se puede ser tolerante con este tipo de gente?

Quienes defienden el status quo y los estándares del orden, apelarán a un argumento trillado:

-Pero si los dueños de El Rosado han trabajado duro para tener lo que tienen; por lo tanto hay mérito. Además generan empleo.

Primero, los empleados de El Rosado, también trabajan duro y más tiempo y más días y no tienen nada, ni vacaciones en Miami ni whisky. Por lo tanto, la meritocracia es una mentira; o al menos aquí no existe. Porque si así fuese, el que más trabaja más tendría.

Segundo, este argumento además de ser comúnmente utilizado por los defensores de la propiedad usurpada; es ridículo. Como en algún momento argumentó el ex-asambleísta Pablo Lucio Paredes que:

-Los empresarios son solidarios porque dan empleo.

Hasta donde yo sabía, ser solidario es dar algo a cambio de ninguna compensación. ¡Caramba! Los trabajadores no necesitamos que se nos regale empleo como migajas. Sino que se nos permita ser dueños de nuestro trabajo. La poca demanda de empleo, existe porque los medios de producción y riquesa están en pocas manos.

Los liberales, a nombre de la libre empresa, defienden la libertad de los propietarios ya sea para esclavizar o explotar. Total la propiedad privada es sagrada y esta por encima de la vida de todos los empleados.

¿Qué le queda a los empleados yo digo, sin siquiera poderse organizar por no perder el empleo? ¿Qué les queda? La dignidad. La capacidad de alzar la frente y no bajar la mirada. El hecho de reconocerse como explotado y que la justicia es uno mismo y que todo lo que se hace se paga.

La medicina a esta enfermedad, es la venganza que brilla en los ojos de los nadie. La dignidad en estado puro. La expropiación revolucionaria o más conocida en nuestra sociedad como hurto. Sustraer las poseciones materiales de quienes nos roban el derecho a una vida digna. Atacar lo más preciado de esta gente. El hurto a los explotadores es algo legítimo, defendible y justo.

Para finalizar, quisiera citar las palabras de Alexandre Marius Jacob, anarquista ilegalista:

"El robo es la restitución, la recuperación de la posesión. En vez de encerrarme en una fábrica como en un presidio. En vez de mendigar por aquello a lo que tenía derecho. Preferí sublevarme y combatir cara a cara a mis enemigos. Haciéndo la guerra a los ricos. Atacando sus bienes."

28 comentarios:

Yitux dijo...

Como tu dices, el problema es que existe poca demanda para una altísima oferta de empleados. Esto es causa directa de la intervención estatal en la economía, pues como tú tb ya dijiste: los capitslitas empresaurios han puesto a travez del estado un sistema legal a su favor. Sin embargo también es cierto que muchas veces han sido leyes creadas por grupos sociales las que interfieren en el libre acceso a las oportunidades. Eliminando la interferencia estatal en la economía se abren las oportunidades a todos y se equilibra la balanza de oferta-demanda de trabajo; creando nuevas y buenas ofertas de empleo, así como más y mejores oportunidades de ser emprendedor y dueño de su propio trabajo.

Esa creo que es la solución.

Yitux dijo...

Por otro lado, recuerdo que en el Guayaquil Insumiso viejo, yo posteé hace unos 3 años un artículo parecido a este (cuando trabajaba sacando copias y de vez en vez me pateaba algo)

Cabe recalcar que ahora no defiendo el robo. Creo que es una consecuencia lógica e inevitable del orden actual de las cosas; pero no creo que sea defendible. En todo caso pienso que para poder entender bien el discurso de Jacob, tienen que leer lo que dice antes y después de la parte que tu copiaste.

"La sociedad no me concedía más que tres clases de existencia: el trabajo, la mendicidad o el robo. El trabajo, lejos de repugnarme, me agrada, el hombre no puede estar sin trabajar, sus músculos, su cerebro poseen una cantidad de energía para gastar. Lo que me ha repugnado es tener que sudar sangre y agua por la limosna de un salario, crear riquezas de las cuales seré frustrado. En una palabra, me ha repugnado darme a la prostitución del trabajo. La mendicidad es el envilecimiento, la negación de cualquier dignidad. Cualquier hombre tiene derecho al banquete de la vida. El derecho de vivir no se mendiga, se toma. El robo es la restitución, la recuperación de la posesión (.............)Ciertamente, veo que hubierais preferido que me sometiera a vuestras leyes; que, obrero dócil, hubiese creado riquezas a cambio de un salario irrisorio y, una vez el cuerpo ya usado y el cerebro embrutecido, hubiese ido a reventar en un rincón de la calle. Entonces no me llamaríais "bandido cínico", sino "obrero honesto". Con halago me hubierais incluso impuesto la medalla del trabajo. Los curas prometen el paraíso a sus embaucados; vosotros sois menos abstractos, les ofrecéis papel mojado. Os agradezco tanta bondad, tanta gratitud, señores. Prefiero ser un cínico consciente de mis derechos que un autómata, que una cariátide"También es importante saber que ese discurso fue dado en 1905 y siempre es necesario tener en cuenta las condiciones de la época para poder entender los discursos románticos, de los anarquistas de antaño.

Lólindir dijo...

Robar? No podemos decir si sea bueno o malo, a fin de cuentas son palabras.

En lo personal si yo me cagara de hambre, robaría nomás. Acá en Argentina acuérdensen nomás en el 2001, cuando nadie tenia dinero para comprar, incluso hasta las mismas familias de clase media entraban a saquear... la necesidad obliga. Y la idea es eliminar la falta de necesidades.

Fabricio Tedel dijo...

Las necesidades no crean derechos, porque las necesidades son infinitas y varían de individuo a individuo. Para defender una ética esta debe ser aplicable universalmente.

Artículo de mucha retórica pero nada que a alargo plazo sirva para mejorar las condiciones de nadie.

Fabricio Tedel dijo...

Además si la riqueza es producto del esfuerzo pues que más quieres, es necesario que haya gente que tenga más dinero que otros... sino a quien le venden los que tienen menos, a ningún pobre le conviene que los ricos quiebren.

Y como dice Yitu a más flexibilidad económica, más empresa, por ende más oferta de empleo, a más oferta de empleo menos condiciones de explotación (competencia POR los mejores empleados).

Mucha idealización del empleado, como si el empleado no le gustara la plata, no fuera un egoísta, y si tuviera el ingreso suficiente es probable que emplee a otras personas.

Los ensueños comunistas en la realidad solo conducen a atrasar a los pueblos y reducir libertades, falta entender las leyes de la economía universal... y también de la ética libertaria.

Por cierto ya que hablas del neo"liberalismo", dame pruebas de que Ecuador ha sido alguna vez el paraíso de la libre empresa... mira donde hemos estado en el índice de libertad económica en los últimos 20 años... que mucho informe "ideológico" de la FLACSO, CONAIE y compañía no te abstraiga de los datos técnicos y científicos.

LOLA dijo...

ROBO COMO CUANDO EL YITUX SE APROVECHA EN EL VIDEO DE LOS INFORMALES PARA SACAR DINERO A CORREA Y NEBOT.

Yitux dijo...

Fabrixio,

según como yo lo veo este es un artículo de retórica justamente. Como los anarquistas antiguos, que en su mayoría escribían reflexiones y parecen más literatura que textos políticos.

La conclusión a la que llega no la comparto (lo del robo), pero todo lo demás es una reflexión interesante. Un cuestionamiento al orden actual de las cosas. Y me parece valedero. Se está preguntando; nunca ha dicho cuál es la solución. Eso ya vendría del aporte de quienes leen el artículo. Como tú y yo que dijimos que para eliminar esa situación descrita, la solución es la libre economía. En el artículo en ningún momento dice que no. En ningún momento habla del comunismo libertario.

Lo que pasa es que en vez de centrarte en el artículo, lo leíste pensando en como piensa Andrés.

Yitux dijo...

Por otro lado, creo que ya existe un consenso semántico en cuanto al neoliberalismo.

Neoliberalismo = Mercantilismo = Intervencionismo para ricos

(Responsabilidad limitada, precios mínimos, precios máximos, inversión mínima, subsidios, concesiones, requisitos imposibles de alcanzar, etc, etc)

No creo que haya que centrar el debate en una palabrita. Peor aún cuando ya sabemos, como tú mismo me explicaste, que es nada más que un problema ideoléxico.

LOLA dijo...

ROBO ES ROBO....FUMÓN ES FUMÓN---
CACORRO ES CACORRO....

SIGUEN SIENDO GILES.

LOLA CIENFUEGOS

Princesa Quil dijo...

Ciertamente queda como retórica este texto, como dice Yitux, porque es indefendible esto del robo como retribución a la situación de explotacion.

Otra cosa que me ha indignado de los czarninski: los mini mi comisariatos. El año pasado no recuerdo donde vi el primero, pero si recuerdo mi estado de shock al verlo e imaginarme cientos de esos locales por toda la ciudad. Eso haría desaparecer a las tiendas de barrio, porque es imposible q puedan competir con ellos. Por suerte ests mini comisariatos no se han expandido.. eso creo, xq no los he vuelto a ver.

Ahi tampoco creen que deba intervenir el Estado? Pues yo creo que si debe intervenir... claro, si aquí hubieran leyes antimonopolio que no las hay.

LOLA dijo...

cALLA TU PRINCESA QUIL. BUSCA UN MARIDO DE VERDAD QUE TE HAGA SENTIR Y QUE TE INTERVENGA AHI DONDE PIDES A GRITOS.

YO YA ME DECIDÍ .....VOTO POR EL LADRÓN DE CORREA.
LEAN MI BLOG Y COMENTEN SI NO SE AHUEVAN

LOLA CIENFUEGOS

Yitux dijo...

Yo no me refería a que el artículo quedó como retórica en ese aspecto. Sino que Fabrixio critica temas que no han sido tocados.

Con respecto al robo, hay quienes si lo defienden. Especialmente quienes ven el trabajo asalariado como una forma de robo legal. Las teorías de la plusvalía y el valor-trabajo son ejemplos claros que al juntarse con pensamientos radicales dan estas teorías.

"La tierra es de quien la trabaja" dice el lema. Los campesinos trabajan la tierra, pero la propiedad es de un latifundista. Los campesinos se organizan y le expropian/roban la tierra. La devuelven a sus dueños originales. Quienes no consiguen expropiarla, se conformarán con robar de a poco un pedazo de la producción. De las 100 papas, dirán que solo cosecharon 90 y se quedan con 10. Es la consecuencia lógica e inevitable de que los campesinos aren la tierra que es propiedad de otros. Ese ejemplo, migrándolo a la ciudad moderna, es lo que habla Andrés.

Y sí hay quienes lo defienden. Yo antes pensaba así. Defendía la expropiación o robo revolucionario. Ahora creo en la teoría de valor subjetivo y el respeto a la propiedad como forma de respeto a la libertad individual.

Con respecto a la intervención estatal, pues no. No creo que el Estado deba internevir ni ahí ni en ninguna otra situación.

Lólindir dijo...

No se ha respondido una pregunta que hace falta agregar... si la situación fuera general, caótica, y hay gente (suponer que estan ustedes) que por el hambre roba, está "bien" o "mal"?

Apartemosnos un poco de los temas de que neoliberalismo o Estado o libre-mercado y tanta huevada. Es solo una pregunta más realista.

LOLA dijo...

LOLINDIR NO ES HIJO PUTATIVO MIO PORSIACASO.

PERO QUE ES MI FAN ESO SI SE LOS ASEGURO.

LOLA CIENFUEGOS

Fabricio Tedel dijo...

No dejaría de ser un agresión a los derechos del otro. Sin embargo podría tolerarse siempre y cuando se entienda que sólo toma "prestado" -aunque a la fuerza- y luego cuando su situación mejore esté obligado a reponerlo.

Es la solución que se me ocurre, aunque no es original mía.

LOLA dijo...

Y CUANDO ES QUE TU HAS SIDO ORIGINAL FABRICIO TEDEL?
NUUUUUUUUUUUUUNNNCA.

ERES UN PERRO SENTADO EN UN PUERCO ESPÍN.
JUAS JUAS QUE BRUTOS TUS PANITAS ANARQUISTAS MEXICANOS...Y TE LE SACABAS EL SOMBRERO HASTA QUE LLEGÓ LA LOLA Y LOS HIXO QUEDAR EN RIDÍCULO.

ANDA A OBLIGAR QUE TU MADRE TE VUELVA A PARIR PARA VER SI PIENSAS UN POQUITO MAS.

LOLA CIENFUEGOS

Yitux dijo...

Opino que no dejaría de ser una agresión a los derechos del otro.

Interesante tu alternativa, Fabrixio, a ver si la explicas un poco más.

José Luis dijo...

Ninguna constitución por neoliberal que se precie en el Ecuador ha borrado las conquistas laborales, ese en nuestro país de Marx y su mujer desnuda sería impensable, si por cantar en tarimas cayo el loco, imagínate un gobierno que borre conquistas sociales-laborales.
Lo que se ha hecho de alguna manera es crear mecanismos legales o no, que eviten atender dichas conquistas, de ahí la tercerización o intermediación laboral. En el papel “teoría”debería entenderse una constitución neoliberal con flexibilización laboral, concibiéndose por flexibilización la capacidad de los empleados de escoger libremente el trabajo que vaya acorde con sus capacidades y en donde se sepa valorar sus destrezas, así como también la voluntad de los empleadores de escoger aquel personal que contribuya al crecimiento y desarrollo de su empresa.
Y es precisamente ese crecimiento desarrollo que a la postre permitiría incrementar la oferta laboral, no solo para actividades de poca exigencia física o mental con el salario irrisorio correspondiente, sino para actividades técnicas donde se requiera de una mayor quema de neuronas y sacrificio físico con actividades de alto riesgo con la posterior mejor paga.
Como contribución para el largo plazo propondría hablar entonces de productividad laboral. Aquellos países con cierta flexibilidad laboral son los que tienen los mas altos salarios reales, incluso el menor tiempo de trabajo, seguramente en sus constituciones o en su régimen legal no haya nada parecido a nuestro código de trabajo fiel copia del italiano de los años treinta o cuarenta. Entonces voluntad para elegir, mejor utilización de los recursos y un profundo cambio cultural por un lado y hasta institucional por el otro podrían contribuir para desaparecer de las mentes de los corto plazistas la idea del robo y de la explotación.

Lólindir dijo...

Indirectamente la propuesta del Fabricio me suena a "colectivizar los recursos porque no hay solución", jejeje...

Va, si he pensado también en eso de luego devolver, cuando esté mejorada la situación a su dueño (¿?) a no ser que me caiga mal porque haga alguna huevada turra XD.

Otra: hay gente que por "naturaleza" roba, tengan recursos o no... entonces que?

Lólindir dijo...

Agrego: con ese otro problemita se espera arreglarlo con colectivización o libre-mercado? Naranjas

Que consejos se le daría al señor Dahik? Y a nuestros queridos banquerxs?

LOLA dijo...

CONSEJO A LOS BANQUEROS:NUNCA EMPLEEN A ESTOS FUMONES QUE SE LE FUMAN LA PLATA.

JUAS JUAS

Yitux dijo...

José Luis, de acuerdo con tu postura.

Lolindir, el que atenta contra los derechos ajenos, debe retribuir el daño. Si hay gente que insiste en agredir al prójimo y no retribuir, pues debe ser castigado. De alguna forma, pero debe ser castigado.

Endivio Roquefort I dijo...

"Sustraer las poseciones (sic)materiales de quienes nos roban el derecho a una vida digna. Atacar lo más preciado de esta gente. El hurto a los explotadores es algo legítimo, defendible y justo. "

Nadie te roba el derecho a una vida digna. La cajera aquélla (sobre la cual me quedé decepcionado, ni en anécdota quedó) escogió, sí, escogió libremente trabajar para Mi Comisariato, y si es la de la foto, se le aprecia bastante más dignidad de la que tú o yo probablemente podríamos presumir. En fin, nadie le puso una pistola a la cabeza para persuadirla a que trabaje allí. Que no haya tenido mejores opciones no es culpa de "los explotadores", es culpa de las leyes físicas y químicas que rigen la vida en esta planeta, las cuales dictan que la vida es, en términos generales, corta, fea, dolorosa y brutal. A nosotros nos corresponde embellecerla como podemos, y creo que dando trabajo a la gente qu de otra manera moriría de hambre es una manera bastante respetable de contribuir en este sentido.

En algún lugar hablas del "banquete de la vida". Me imagino, perdón, un niño burbuja o algo así. La vida no es un banquete para casi nadie, ni tiene por qué serlo. Pero si lo es para ti, me alegro de verdad.

Para mí nunca lo ha sido. Toda la vida he trabajado mucho para ganar muy poco (O, malvados explotadores!) Hace poco concebí la esperanza de cambiar eso, poniendo una empresa donde trabajaría yo mismo como uno más: los "revolucionarios" ladrones a que tanto admiras acabaron con ese sueño hace unos días (ver última entrada en mi blog). Seguramente tuvieran tiempo, mientras sustrajeron las "joyas" de mi mujer (que según ella "no eran cualquier cosa, algunos valían hasta $25") y mi portátil, que estaban haciendo una buena obra en pro de la redistribución revolucionaria de la riqueza. No sé por qué mi familia no lo ve así. No sé por qué mi hijastra ahora tiene que dormir en mi habitación por el terror a que alguien entre en la suya para matarla.

Tal vez se trata de un castigo anticipado. Tal vez iba a ser yo explotador en algún futuro, aunque lo dudo. En fin, todo son opiniones.

Pero si bien tus "valores", admirables por cierto, te incitan a robar a quien sea que parezca, de alguna manera y siempre según tu criterio personal, "explotador", pues lo siento pero mis valores, igualmente, me incitan a asestarle un cuchillazo o un balazo a quienquiera que encuentro amenazando a mi hogar, sea de la condición social que sea. Que algún día se encuentren físicamente estos dos sistemas de valores es algo que sería realmente interesante de ver.

Finalmente, sobre la necesidad de la organización, todo lo que sea organización me parece bien (qué esperas, alguna vez fui programador) pero no lo que viví de joven en Inglaterra, la pesadilla del "closed shop". Eso sí que no. Hay que felicitar a la Thatcher al menos eso, que consiguió quitar esa fea expresión del léxico laboral británico.

Charles dijo...

si el mercado fuera un ente independiente, quizas el mercado sea la solucion. Pero sencillamente, el mercado es manejado por la empresas con mas billete.

Un ejemplo de eso es LAN. ahora que entro a Ecuador, por un tiempo, por cuestiones del capital que se maneja, ha bajado los precios de vuelos a excelentes precios. Eso es perfecto para el usuario. Pero de seguir asi, a las aerolineas locales, que no tienen el dinero para competir, o reducen personal, o quiebran.. por ende mas personas quedaran sin empleo que las que lo ganen.

Igual ocurriria si Wallmart entrara por ejemplo. Y como habria mas gente sin empleo, trabajarian por una miseria, y vendrian los tiempos de tercerizaciones, pq de nuevo, no hay ningun ente que los defienda, ya que el Estado no mete mano.

Organizarse, simplemente agrava las cosas, pq para los liberales los sindicatos son entes pèores que los gobiernos. ademas esta la practica de comprar a los lideres sindicales, y asunto solucionado

LOLA dijo...

EL CHARLES ES PILAS.
POR ESO YO SOY SOLITA CONTRA EL MUNDO.

LOLA CIENFUEGOS

nelsonesteban76 dijo...

Amigo Guayaco insumiso.........

Super interesante tu forma de exponer las cosas, de hecho es casi la misma óptica en la que muchas personas vemos la relación empleador trabajador en el Ecuador.

No te olvides que los solidarios, buenos samaritanos y desprendidos empresarios son los que permiten que nuestras familias coman (por cierto es sarcasmo puro).....

Escuchaba a Donoso y a Pinto mencionar: "Señor Correa déjenos generar empleo, caso contrario deberá salir mucha gente de las empresas" cuando se eliminaban las tercerizadoras,.... en qué se afecta la producción cuando se contrata o no empleados u obreros?? acaso los empleados legalmante contratados trabajan menos?? o más??

La esclavitud moderna no es nada más que la autosumisión de mucha gente a la injusticia laboral sopena de no tener que llevar a su casa para comer, y no culpo a muchos de ellos cuando será muy duro llegar a su hogar y ver el rostro de hambre de un hijo.

Sobre el pensamiento de Maruis Jacob debo decirte que no lo comparto, el papel de la justicia social le corresponde al Estado, no puedes combatir una ilegalidad con otra por justa que esta pueda parecer, mucho más cuando la mayoría de esas víctimas somos los comunes y corrienes como tú o yo que caminamos por la 9 o por la 10 de agosto a pata, sin un montón de gamonales que nos cuiden, a diferencia de los "prósperos" que si lo hacen para que los protejan de la rabia popular provocada por la misma pobreza que ellos mismo generan.

Sin embargo, cuando ch.... vamos a tener un presidente o representantes que lo hagan, que ejerzan esa justicia?? jamás.

Yitux dijo...

Endivio,

me parece muy negativa tu visión de las cosas. Más negativa incluso que la mía y eso es bastante jaja.

Yo no defiendo el robo como tal. Solo recuerdo que cuando trabajaba sacando copias al frente de la Estatal, mi jefe por más buena gente que era, era un vergante. Es verdad que nadie me obligó a trabajar ahí, pero necesitaba plata y trabajaba 13 horas diarías por $120 al mes. El patrón no hacía absolutamente nada. Tan sólo era dueño de las máquinas y se sentaba a vigilarnos. Es legítimo, pero es cabreante. Como sabía que necesitabamos dinero, se aprovechaba de eso. Un día una compañera de trabajo me enseñó que "si el se aprovecha de nosotros, por qué yo no me voy a aprovechar de él". Y aprendí a sacar copias de agache, a imprimir mis deberes sin que se diera cuenta, a robármele los clientes para diseños baratos, a decir que iba a comprar material para poder salir a descansar un par de horas, y muchas mañoserías más. Y eso que yo era tranquilo. Los demás trabajadores eran más osados.

Y eso pasará siempre. Mientras existan asalariados inconformes, será algo que nadie podrá evitar.

Fabricio Tedel dijo...

Eso que mencionas Yitu se llama "fidelidad a la empresa", en el caso en donde trabajabas no lo había.

Sobre fidelidad a la empresa hay estudios y aplicaciones prácticas, toda una ciencia sobre cómo retener a los empleados -eso para los izquierdistas panfletarios que creen que las empresas buscan despedir a los empleados, error, esa no es la idea porque el personal es capital humano cuya selección y entrenamiento tiene tiene costos y que reporta beneficios si es bien escogido-.

Y es que no se parte de la premisa de que el empleado que entra a trabajar lo hace por patriota, sino por egoísmo; entonces las empresas se entrenana para aprender a satisfacer ese egoísmo "obrero".

Es lo mismo para los izquierdistas que se quejan de que el empresario no da trabajo "por hacer patria". Reverenda tontería, el tipo lo hace por hacer plata, y quizás su altruísmo mayor sea hacia su familia o algún proyecto personal no-monetaria, que se yo.

En resumen, no se parte de la idea de que alguien da trabajo o acepta un trabajo porque es buena gente, y con eso no quiero decir que la gente sea "mala" de por sí, sólo que no se puede ignorar que el 'interés propio' que es propio de todos.

----------------------
Sobre la propuesta de compensación o devolución de lo robado, pues hablo de casos individuales y sólo cuando ya estén los hechos consumados. Es una forma de armonizar un ordenamiento jurídico con principios éticos universales.

Hay intersticios donde el diseño humano no llega, y sólo la experiencia e ingenio humanos los llenan. En todo caso, un orden jurídico debe permitir la flexibilidad suficiente para resolver problemas que no estén contemplados al pie de la letra.

..................................


A menera de anéctoda, y algunos ya deben saberlo por caá, en nuestro código penal existe algo llamado "robo famélico" que es el robo de quien está en grado de extrema necesidad de subsistencia -sólo que allí no hay devolución... e igual hay juicio, papeleo, gastadera de plata... por lo que es una figura que nunca se usa, o yo nunca he visto que se use.

Además si alguien roba un pan o una manzana, el costo de una demanda, así sea muy ágil, es mayor al costo de lo robado. Y lo más inteligente es dejarlo pasar u obligarle por cuenta propia a devolverlo, o hacerle pasar verguenza encamándole waas, alguna cosa de esas.