27 de enero de 2009

Análisis de encuesta y par de huevadas más.

Estos fueron los resultados de la mini-encuesta realizada acerca del comercio informal.
Interesante saber que la mayoría de personas que nos leen (y se tomaron la molestia de votar) coinciden con nosotros en este tema. Según mi súper base de datos, 39 de 58 visitantes, tienen un pensamiento libertario acerca del comercio informal.

El 67%, votó por la opción: "Debe despenalizarse, pues no viola derechos ajenos, es una forma de sustento legítimo, es una opción al desemplo y/o es una muestra del verdadero libre mercado.", que es la opción que defendemos.

Me sorprende saber que sólo 5 votos, que representa un 8%, eligió la opción de "Debe ser penalizado, pues es competencia desleal, caotiza la ciudad, crea desorden, no aporta al desarrollo y/o perjudica al comercio formal." En breves rasgos, esta es la opción de la derecha, de aquellos que se llenan la boca hablando de libertades pero en el fondo quieren una economía intervencionista y de privilegios estatales. Empresaurios rezando porque nunca se permita el comercio libre, pues se le acaba la inmunidad mercantil que les otorga su "formalidad". Siempre creí que la mayoría de lectores preferían ver adoquines a gente trabajando, pero no a sido así. Suerte.

La seguna opción: "Debe penalizarse, por las razones arriba mencionadas. Pero es un fenómeno social y económico de carácter público, por lo que se deberían dar las facilidades de formalización y regulación." El 22% que votó por esta opción esboza las ideas de izquierda. Le interesan los temas sociales y piensa en otras cosas más allá del lucro personal. Se preocupa por la inclusión de los sectores menos favorecidos y cree que se puede cambiar la vergonzosa realidad actual. Los 13 individuos que votaron por esta opción no creen que la persecusión ni el uso de la fuerza sea la solución, sin embargo se contradicen al defender ellos mismos una economía regulada.

Por último un solo individuo votó por la opción "No me interesa pues no me dedico a aquello". Honestidad real, sin embargo una apatía social y política terrible.

¿Por qué recalco tanto las dos primeras opciones? Justamente porque quería hacer notar, que la derecha y la izquierda en realidad no son antítesis. Al contrario, se parecen bastante. Ambas posturas quieren un Estado controlador. Ambas posturas creen en los impuestos. Ambas posturas creen en el uso de la fuerza en caso de desobediencia al Estado. En general ambas posturas políticas creen en un sistema (económico, social, personal, cultural, etc, etc) autoritario. La única diferencia entre las dos, es su idiosincrasia: mientras una está defendiendo a los empresaurios sin preocuparse del resto, la otra dice preocuparse de ese resto y culpa a los empresaurios. Pero a la final ambas posturas terminan en lo mismo: despotismo. Todo sistema cuyo eje central sea el control ejercido por una autoridad, derivará en despotismo.


Este dibujo lo saqué del blog de Roderick Long, y lo acomodé según nuestra coyuntura política.¿A quién se parecen?

Lo que pasa es que el espectro político no está dividido solamente en dos ejes, sino en muchos más. Ejemplos que han tratado de resumir un adecuado esquema de ideologías políticas hay muchos. Yo me quedo con este, un plano cartesiano simple: el eje Y define el grado de libertad-autoritarismo y el eje X define la tendencia izquierda-derecha en el aspecto económico.

Es una mejor forma de diagramar las diferencias políticas, y al menos yo me divertí haciendo el test jaja. Personalmente siempre me dicen que estoy confundido y que cómo puedo hablar de libre mercado y al mismo tiempo trabajar con progres y considerarme anarquista, pues aquí está la expliación. Si bien comparto mayormente el pensamiento económico de quienes están a la derecha del cuadro, yo le doy mucha mayor importancia al eje Y (autoritarismo-libertarianismo). Esto quiere decir que considero "compañero" y puedo trabajar mucho mejor con alguien que esté debajo de la línea 0, y consideraré "contrario" a todo aquel que esté por sobre esa misma línea; sea cual sea el modelo económico que propongan.

este es el plano cartesiano de la política ecuatoriana según yitux

Con derechosos me refiero a todos esos liberales fisher-price, que lloran por la libertad económica pero joden cuando de otras libertades se tratan. Promueven el libre mercado, pero no aceptan el libre albedrío de las personas y andan creando leyes anti-aborto, anti-drogas, anti-todo lo que su moral conservadora considera poco adecuado para la sociedad. En el peor de los casos ni siquiera promueven el comercio libre, sino que abogan por un Estado paternalista con grupúsculos empresariales. Aquí van falsos liberales, mercantilistas, neo conservadores, etc, etc. Ellos son quienes han gobernado el país y quienes han formado un sistema social basado en la injusticia.

Al otro lado tenemos a los izquierdosos, aquellos "revolucionarios" que sueñan con cambiar el mundo prohibiendo, al igual que los neoconservadores, todo lo que no les parece bien. No son tan radicales como los rojos, quienes están ligados a partidos retrógradas, sin embargo también tienen prácticas prohibicionistas con las cuales no estoy de acuerdo. Por ejemplo luchar por la despenalización del aborto, pero al mismo tiempo pedir la penalización de las corridas de toros. Aquí entran ecologistas, feministas, animalistas y todos los grupos sociales que busquen implementar su ideal mediante el uso de la fuerza, no la física sino la legal, es decir creando leyes.

Para mi, liberales reales son quienes de alguna u otra manera defienden realmente las libertades básicas de los individuos en todos los aspectos, y quienes a mi parecer tienen la ideología política-económica mejor fundamentada y lógica. Sin embargo se estancan en lo económico, y sin bien tienden a creer en despenalizaciones de las libertades sociales, poco hacen para que se lleven a cabo; quizás porque coyunturalmente, derechosos y liberales, se juntan en las mismas actividades académicas.

Con progres me refiero a los movimientos sociales, que a primera vista podrían parecer izquierdosos, con la gran diferencia de que ellos no andan por ahí prohibiendo programas de televisión, ni pidiendo más impuestos. En este cuadrante entran organizaciones como los Derechos Humanos, feministas, grupos por las despenalizaciones de drogas, prostitución, aborto, eutanasia, etc, grupos socioculturales contra el racismo, a favor de la inclusión social; proyectos comunitarios, etc, etc, es decir todo lo que culturalmente se considera progresista y de izquierda, pero sin el uso de la fuerza judicial. Con ellos podemos trabajar bien.

Según yo, cuando un progre o un liberal se radicaliza en su visión frente a la libertad individual absoluta, mágicamente se vuelve un anarquista jajaja sea individualista o societario. En cambio los que están por sobre el eje, si se radicalizan en su posición de control y estado, terminan siendo fascistas y al parecer hay algunos que ya están cerca.

3 comentarios:

quark schiz dijo...

Mal. Ese plano cartesiano no tiene mucho sentido. Creo yo que los marxistoides en la actualidad, aun los marxistas leninistas de a de veras, tienden a ser más bien liberales en lo civil. Claro que a la hora del té hasta los progres muestran sus verdaderos colores y se revelan como unos controladores acomplejados, lo que pasa es que lo son en un sentido diferente al de los conservadores estereotípicos.

Por otro lado Nebot no calza con esa derecha neoliberal autoritaria. Ni su trayectoria como político ni su discurso son compatibles con ese neoliberalismo. El socialcristianismo no es de extrema derecha, más bien su ideario es opuesto al neoliberalismo (en algunos países los democristianos incluso están vistos como sandías).

El criterio de ese political compass es erróneo y polarizado. Te suben puntos de autoritarismo si admites prejuicios raciales, como si eso necesariamente implicara afinidad con la imposición de políticas discriminatorias. Se puede rechazar el racismo desde la corrección política pero favorecer las políticas de discriminación positiva (lo cual es más bien autoritario). Se puede ser creyente sin pretender privilegios estatales para la religión organizada. Se puede ser humanista secular y ser facha (conozco de algunos que lo son y que ni siquiera se dan cuenta).

Lo que ese test hace es un sondeo de prejuicios para luego asociarte con un estereotipo político. Es basura.

Yitux dijo...

No se puede hacer un diagrama político fidedigno porque hay muchas variantes. Por eso dije que yo me quedo con este porque me divirtió y me parece una forma más fácil de decir lo que siempre trato de explicar.

Anónimo dijo...

pues bien pobre tu criterio... averigua bien sobre ambas corrientes y haz un analisis mas inteligente. Aqui el neoliberalismo no ha estado en el poder, aunque si esta uno de izquierda que hace crecer al estado de manera absurda(le duela a kien le duela) con gente ineficiente...dime tu cual prefieres?