30 de enero de 2009

Apagón analógico

Como siempre, el mejor aliado de los malos comerciantes, son las leyes: yo produzco determinado producto, luego me hago amigo de los burócratas de turno, los convenzo de que mi producto traerá progreso y avance tecnológico, y los seduzco a que creen una ley a mi favor. Negocio perfecto. Caída y limpia.
Eso es justamente lo que se está haciendo con la televisión. El apagón analógico es el nombre con el que se conoce al próximo cese de las emisiones analógicas de los operadores de televisión y radio, para dar paso a la transmisión digital.
Entre el 2 y 3 de marzo se reunirán en La Habana alrededor de 15 países de Centro y Sudamérica para tratar el tema de la televisión digital a escala regional, el cual entrará en vigencia en el 2010. En Europa, la Comisión Europea propuso mayo de 2005 como fecha recomendada y el año 2012 como fecha límite para todos los países. Una vez completado el apagón analógico, será indispensable disponer de un televisor con un sintonizador digital, o en su defecto utilizar un sintonizador TDT (o DVB-T) externo, que procese la señal digital y la envíe al televisor, para poder ver la televisión.
Es verdad que la señal digital es mucho mejor que la analógica, y trae un sinnúmero de ventajas para los consumidores finales. Aparte la inversión inicial es fuerte, pero abarata muchos costos, especialmente en producción. Mejora la calidad de la señal y da apertura a muchas opciones de comercialización nuevas. Sin embargo si los beneficios del producto son tantos, el cambio a la nueva tecnología se daría libremente: las compañías empezarían a transmitir en digital y la gente compraría monitores nuevos, voluntariamente. Sino sucede, es porque ninguna de las partes quiere que sea así.
El problema con este avance tecnológico, es justamente que no es progreso real, espontáneo, de mercado; sino que es una determinada ley que obliga a todas las emisoras televisivas a cambiar de señal, y así tácitamente obligan a todos los consumidores de televisión a comprarse un plasma o televisor LCD, todo esto con una inmensa cantidad de escusas de por medio, mientras los productores de esta tecnología salen beneficiados. Lindo negociado.
Por suerte los chinos son pilas y creo que sacarán o ya sacaron al mercado un decodificador que por $20 permite captar la señal digital en un televisor normal.
*Fuente revista Vanguardia y Wikipedia.org

5 comentarios:

Juan Montalvo dijo...

El objetivo buscado con la tdt, lejos del loable apoyo al pluralismo de medios, es recuperar el espectro de las bandas VHF y UHF para otros usos diferentes a la transmisión de datos televisivos.

Sin embargo, es cierto que la TV digital tendría enormes ventajas sobre todo desde el punto de vista del creador de contenidos, ya que, básicamente, permitiría un enganche muy simple (algo así como subir un video a youtube) de tu contenido a un canal que llegaría a toda la población. El problema es que NUNCA lo harán así: crearán un nuevo sistema de licencias y la subida de contenidos nunca será libre. Además, controlarán, ahora si sin encuestas, sino mediante una evidente incasión de la privacidad, exactamente qué ve cada cual. Sigo prefiriendo que exista un acceso libre de banda ancha al internet y que cada cual vea tv a la carta, de cualquier creador y de cualquier país.

azul dijo...

en todo caso, benditos sean los chinos copiones...un amigo se acaba de traer un celular (marca nada) al que solo le falta caminar. made in china, por supuesto, y a un precio de risa.

y, por cierto, yitux, la forma de persuadir al burócrata es el burdo sobre (en sus diversas variantes); práctica que ahora tiene el sexy nombre de 'lobbyism'.

Yitux dijo...

"lobbyism", interesante término, gracias.

Anónimo dijo...

hay una cosa en la que no estoy muy de acuerdo: que el progreso sea necesariamente equiparable al progreso de mercado. supongo que dependerá del concepto de progreso. si por progreso entendemos algo mejor, en términos de calidad, que lo que había antes, la vhs no era mejor, en términos de calidad, que la betamax, pero prevaleció precisamente por "razones de mercado". la fotografía digital recién ahora empieza a equipararse con la foto de filme -y hay los puristas que cuestionan que sea así.

así que quizás sea mejor que dejemos que la calidad tecnológica se defina en términos independientes de la capacidad/posibilidad/éxito de ventas (la capacidad mercadera). más aún cuando es evidente que el éxito de mercado suele deberse en gran parte a entendimientos bien cuestionables entre productores y burócratas. seamos honestos y realistas, en estos tiempos el éxito de un cambio de tecnología suele tener mucho de inducido y poco de libre.

Yitux dijo...

Por progreso yo entiendo, algo mejor, y eso lo decidimos los consumidores. Esto no va necesariamente de la mano con la calidad técnica. Quizás la fotografía en celuloide tenía mejor definición y calidad, pero si en el mercado venció la fotografía digital, a de ser por algo, su tiempo, ahorro de dinero, evitar revelado, dejar de usar rollo, la no necesidad de un scanner, etc, etc hacen que esta sea mejor.

Justamente por eso diferencio entre el progreso real y el "progreso" impuesto.