9 de enero de 2009

Minería y Represión estatal

"El día lunes 5 de enero por la mañana, en la parroquia Molleturo, provincia del Azuay, las compañeras Virginia Chuñir, Etelvina Misacango, y Yolanda Gutama fueron apresadas en forma arbitraria e ilegal por la policía, además de recibir maltrato físico y verbal al momento de la detención."

"El compañero Zhunio, según testigos oculares en el momento de su arresto estaba completamente sano, el compañero caminada a la altura del Centro de Salud de la parroquia Indanza, cuando fue detenido por un piquete de policías al mando de Humberto Vera Jefe Político del cantón Limón Indanza, el cual fue plenamente identificado como jefe del operativo por muchos pobladores de la parroquia."

"El cierre de vías comenzó en la madrugada de este 5 de enero y pese a la violenta represión en algunos lugares los luchadores por la vida resisten altivamente. Se han confirmado cuatro detenciones cuyos nombres responden a Virginia Chuñir, Etelvina Misacango, Yolanda Gutama pertenecientes al Frente de Mujeres Defensoras de la Pachamama de Molleturo, Cristobal Misacango también de Molleturo, y de Isaura Espinoza de la Asociación Campesina de Limón Indanza en Morona Santiago."

"La compañera Gloria Libia Jiménez, miembra del Frente de Mujeres Defensoras de la Pachamama, fue agredida junto con su esposo por dos conocidos pro-mineros de la zona, en el sector San Vicente, perteneciente a la Parroquia Victoria del Portete."

"En medio del humo de gas lácrimógeno, Carlos Pérez, dirigente campesino de los Sistemas Comunitarios de Agua del Azuay, fue capturado por un piquete de más 15 policías, con el uso de la violencia. Varias mujeres que acompañaban a Pérez fueron golpeadas en el operativo. En este momento el dirigente se encuentra detenido en la Comandancia de Policía Azuay, número 6."

"Ayer fueron desalojados brutalemente de la recepción de la Corte Superir de Justicia del Azuay por un piquete de fuerzas especiales de la policia nacional: Salvador Quizhpe, 38 años, dirigente de la CONAIE; Manuel Tacuri, 70 años, de la parroquia Tarqui; José Humberto Paute, 69 años, de la parroquia Victoria del Portete; Gilberto Chuinda, Germán Pirush y Manuel Salazar de la provincia de Zamora Chinchipe, más tarde intentaron instalar la medida de hecho en la Catedral de Cuenca, pero fueron amenazados nuevamente por las fuerzas policiales. Finalmente están emplazados en la Igleia de San Roque en Huelga de Hambre Indefina."

Como podemos ver en las noticias mencionadas, el gobierno de la "Revolución Ciudadana", usa la misma estrategia que usaron los gobiernos "represores, imperialistas y neoliberales" que tanto criticaba. Una estrategia que se basa simplemente en pertenecer a las filas oficialistas o recibir palo. Nadie puede oponerse a los proyectos estatales, pues es considerado un enemigo peligroso, y tendrán que proteger el "bien común" con el uso de la fuerza bruta. La disidencia es terrorismo, los activistas son agitadores, comunidades enteras que luchan por su vida son grupos de radicales provocadores que sólo buscan el enfrentamiento violento y el caos. Típico discurso de los gobiernos, cuando han afianzado tanto su poderío, pues al parecer les da esquizofrenia y ven enemigos, con los que hay que acabar, en todos lados. Esto es una señal, para saber cuando el poder ya tiene demasiado poder. El gobierno actual en nuestro país, tiene demasiado poder. Correa y Alianza País tienen demasiado poder.

Afortunadamente, movimientos sociales, agrupaciones, individuos, medios independientes, colectivos, etc. que aunque en algún momento, basados en la esperanza socialdemócrata de un gobierno que solucione las cosas, apoyaron y estuvieron del lado de Correa; hoy han sido testigos de la represión y la demencia estatista.

El caso de la minería es un ejemplo concreto de esto: un proyecto estatal, al que la comunidad se opone pero el Estado lo quiere implementar así sea a la fuerza. Esto no es concebible y por lógica, siempre estaremos del lado de las comunidades y contra la imposición estatal.

No son cuatro pelagatos que protestas, son comunidades enteras. En la organización hay desde organizaciones indígenas, hasta movimientos rojos y rojitos, pasando por los ecologistas y unos cuantos anarquistas apoyando; esto con el apoyo multitudinario de gente común, que no es afiliada ni participa en ningún movimiento específico sino que simplemente le preocupa su porvenir, se opone a las mineras, y se une a las protestas. Ésa es la verdadera, y únicamente legítima, participación ciudadana. La participación de los ciudadanos en elegir su porvenir.

Como página que leen cuatro gatos, y como individuos, nos sumamos al apoyo anti-minero. Quizás con muchos no coincidamos ideológicamente pero el principio básico es a favor de la autodeterminación de los pueblos.

Creo en que las comunidades están en la soberana capacidad de decidir qué se hace y qué no se hace en su territorio. Creo que tiene legitimidad para impedirle al Estado realizar un proyecto en sus tierras. Así como creo, que en caso de permitírselo, están en plena facultad de ponerle cuantas condiciones quieran al Estado y a las mineras.

Creo en la legítima protesta. Creo en el legítimo uso de la violencia como modo de defensa contra la violencia estatal. Creo que toda forma de represión, es una violación a los derechos naturales. Creo que en estos casos el Estado es responsáble metafóricamente, y que los culpables directos son quienes manejan las instituciones del mismo, y deben ser castigadas. Creo que la solución, en ningún caso, es aplastar bajo las botas a los manifestantes e imponerse, sino al contrario. Creo que mientras el Estado insista en proyectos negativos, habrá quienes se opondrán y esto nunca se va a poder detener.

Creo en fin, que la solución es ponerse del lado de las comunidades, para así luchar contra la brutalidad estatal. Para que casos de violaciones a los derechos como los mencionados arriba, nunca se vuelvan a dar; y para que proyectos estatales no sean puestos en práctica a travez de la coerción y el uso de la fuerza, privilegiando el dinero a costa de vidas ajenas.

Para más información acerca de este tema visitar: NoMinería.blogspot

Y para más noticias acerca de las comunidades y medios independientes visitar: Indymedia Ecuador y la Agencia de los Pueblos en Pie

2 comentarios:

Juan Montalvo dijo...

El problema de la minería, como de casi todo, es un asunto de derechos de propiedad. El Gobierno cree tener la razón basado en los derechos de "las mayorías" (craso error) dándoles a éstos prioridad sobre los derechos individuales. Suele pasar cuando la gente se sube atropelladamente al burro del colectivismo.

Yitux dijo...

Totalmente de acuerdo. El Estado se adueña de cosas que al parecer no tienen dueño, pero que debería tenerlo y deberían ser quienes la utilizan. (en el caso del agua, o la tierra, por ejemplo, creo que los legítimos propietarios de eso son las comunidades aledañas). Ese es el problema con la propiedad pública, que siempre ha sido hetérea y llena de conflictos.

Lo que es peor, es que ahora el gobierno, incluso quiere interferir en propiedad privada para dar la conseciones mineras. Basta leer estos artículos del capítulo 3 del proyecto minero:

Art. 89.- Servidumbres voluntarias y convenios.- Los titulares de derechos mineros pueden convenir con los propietarios del suelo, las servidumbres sobre las extensiones de terreno que necesiten para el adecuado ejercicio de sus derechos mineros, sea en las etapas de exploración o explotación, así como también para sus instalaciones y construcciones, con destino exclusivo a las actividades mineras.

Art. 90.- Servidumbres Forzosas.- En el caso que el propietario del predio superficial y el concesionario minero no lleguen a un acuerdo, este último podrá solicitar a la Agencia Nacional de Regulación y Control Minero que inicie un procedimiento administrativo para el otorgamiento de una servidumbre forzosa, la que deberá necesariamente incluir el monto de indemnización al propietario del predio superficial y las condiciones para el ejercicio de los derechos del concesionario minero.